Mi Universidad ha decidido subcontratar el sistema de correo electrónico a GMail (direcciones @ucm.es). Dicho proveedor de correo electrónico ha decidido implementar un "antivirus" (por llamarlo de alguna forma) que bloquea archivos adjuntos basándose en la extensión. Lee incluso dentro de ficheros comprimidos (como .zip, .tar.gz, .7z, .rar,...). Entre las extensiones bloqueadas se encuentran, por ejemplo, la .ins. También utilizada en plantillas y paquetes de LaTeX. O la .com. Google amenaza incluso con bloquear ficheros "permitidos" (.pdf, .doc, .odt,...) si detecta "algo raro o no estándar" en ellos. Y ficheros comprimidos dentro de otros ficheros comprimidos.

Creo que otros servidores, como "@hotmail.com", tienen algo parecido. Aunque por lo que he comprobado, de momento no miran dentro de ficheros comprimidos. Pero más vale prevenir.

El bloqueo se aplica a todo el mensaje, y a mí no me llega ninguna notificación. Ni siquiera a "spam".

Así pues, si queréis mandarme un correo con algún adjunto que sospechéis que no va a pasar este "antivirus", por favor, enviádmelo dentro de un fichero comprimido protegido por contraseña (podéis utilizar, por ejemplo, ficheros .rar, .7z,...). Por supuesto, enviadme también la clave que hayáis utilizado. Y, muy importante, aseguraos de que el listado de ficheros también ha sido cifrado. No es la configuración por defecto, y Google rechaza "extensiones peligrosas" dentro de adjuntos si puede leer el listado de ficheros, incluso aunque el contenido vaya cifrado.

En caso de dudas, podéis consultar el listado oficial de ficheros bloqueados. Si creéis que esto es estúpido, os puede impedir la recepción de mensajes importantes, y en todo caso se debería dar un mínimo control al usuario, podéis protestar en mi post en el Foro de Ayuda de Google.

Muchas gracias por vuestra comprensión.